Cementación y carbonitruración

La cementación tiene por objeto endurecer la superficie de una pieza sin modificar su núcleo originando una pieza formada por dos estructuras: la del núcleo de acero (con bajo índice de carbono) tenaz y resistente a la fatiga, y la parte de la superficie (de acero con mayor concentración de carbono) 0.2″ de carbono.

Consiste en recubrir las partes a cementar de una materia rica en carbono, llamada cementante, y someter la pieza durante varias horas a altas temperaturas (típicamente, 900 ºC). En estas condiciones, el carbono penetra en la superficie que recubre a razón de 0,1 a 0.2 mm por hora de tratamiento. A la pieza cementada se le da el tratamiento térmico correspondiente, temple y revenido, y cada una de las dos zonas de la pieza adquirirá las cualidades que corresponden a su porcentaje de carbono.

La cementación se aplica en todas aquellas piezas que deben poseer gran resistencia al choque y tenacidad junto con una gran resistencia al desgaste, como es el caso de los piñones, levas, ejes, etc.

En MIG le ofrecemos los siguientes tratamientos para que sus engranajes, ejes, tuercas, rodamientos, husillos, etc. estén en condiciones óptimas y así alargar su vida útil:

– Cementación en atmósfera controlada
– Regulación y control automático de potencia de carbono
Espesor de capas según necesidades del cliente

¿PODEMOS AYUDARTE?

Nuestra experiencia de más de 50 años nos avala. Trabajamos para empresas de diferentes sectores.

Conócenos

3 SECTORES QUE APLICAN TRATAMIENTOS TÉRMICOS

3 / 03 / 2020

Los tratamientos térmicos corresponden a una demanda derivada, es decir, dependen del pedido de otros productos industriales cuya compra, a su vez, obedece a la demanda de productos finales. Por ejemplo, la demanda de tratamientos térmicos en el sector eólico depende de la de piezas eólicas que a su vez depende de la de...

Leer más